• Valery Romanov

Trump surge entonces como una oferta ante una necesidad.

El esquema de Trump es conceptualmente simple… intentar que las empresas americanas arrojen total o mayor beneficio para los EE.UU. y mantener la supremacía americana junto con la gobernancia de un paradigma.


Vemos en su accionar tres frentes:

I. El económico,

II. Devenido del primero, el migratorio,

III. La supremacía americana.


En lo económico Trump se basa en dos pilares,

I.El tema de la balanza comercial,

II. El tema tributario.


Desde el vamos vemos en la propuesta de Trump ideas administrativas. Volvamos al cuadro del valor de las empresas …




El ideal de Trump es que estas y las otras empresas americanas mantengan su eficiencia contratando solo mano de obra americana, no importando nada, haciendo todo en EE.UU. y exportando libremente al mundo. Luego demostraremos como esto es imposible. Para esta utopía Trump propone bajar impuestos externos, incentivos y poner barreras arancelarias en el comercio.


En este momento me gustaría poner hincapié en lo normativo de la propuesta. Trump busca, o tiene como ideal que estas corporaciones “traigan lo que se llevaron afuera¨.

Haciendo un alto me gustaría tributar mi Homenaje al presidente Harry Truman quien apuntó hacia la importación de la mejor materia gris mundial disponible y enormes recursos en Los Alamos para la conversión de la ciencia en tecnología nuclear cambiando de ese modo la matriz productiva de los EE.UU.



Déficit Comercial:

El déficit comercial americano, vale decir la diferencia entre las exportaciones y las importaciones ha sido en el 2017 del orden de $566 billones. EE. UU importó por el orden de 2890 trillones y exportó por 2329. Este numero es menor por ejemplo que en el 2006 cuando el trade déficit rondaba $765 billones.


La idea de Trump es que un menor trade déficit traerá una mejora en los resultados empresariales, así como estimulará el crecimiento de la demanda laboral y para esto instrumenta medidas proteccionistas. Antes de entrar en las medidas de Trump sería indicado graficar el desglose de este déficit comercial.


Los productos de consumo y el rubro automotriz son el factor mas importante en la generación de déficit. En el 2017 mientras que exportó en este rubro $900 billones importó por $356. O sea, este rubro aportó $356 billones al déficit comercial. El rubro petróleo aportó $71 billones en función de la disminución de importaciones en parte por el advenimiento de la tecnología del enquisto (shale).


En lo que netamente EE.UU. es exportadora es en el sector servicios, exportando $778 billones vs. $354 billones de importaciones. Estos ingresos básicamente resultan de derechos de propiedad intelectual, trasporte y turismo, servicios para negocios y servicios financieros y de seguros.


Los socios comerciales mas importantes de EE.UU. son China con un comercio de $636 billones, Canada con $582 y México con $557. El mayor trade déficit es con China del orden de $375 billones no siendo demasiados significativos los déficits que se generan ni con Canadá ni con México. Cabe mencionar que a Trump le preocupa la idea que México le sirva a China como puente para sus exportaciones. Vale decir que China produzca ensamblando en México y de esa manera evite sus barreras proteccionistas.

Mencionaremos algunas de las medias de proteccionismo ya existentes como ejemplo, pero ciertamente no entraremos en detalles de las mismas ya que puede haber otras y enfocaremos más nuestra visión en el análisis de la eficiencia de este método y su mecánica. Por ejemplo… en este momento Trump subió los aranceles de importación del acero un 25% y un 10% en el aluminio. Esta medida trajo aparejado naturalmente aumento en el precio del acero en los EE.UU. incrementando el costo de la industria automotriz e incluso generando despidos en el sector.


Otro problema que se observa en estas medidas es que en muchos rubros EE.UU. perdió su “expertos” en muchos rubros. Por ejemplo, prácticamente es imposible encontrar calzado hecho en EE.UU.


La verdad es que no tiene demasiado sentido insistir sobre estos temas porque el nudo gordiano o determinante es el tipo de cambio. Veamos ejemplos, el Dólar cayó un 40% frente al Euro del 2001 al 2007, esto determinó que los productos y servicios americanos fueran un 40% mas baratos para los europeos. Fue por ello que hasta hace muy poco hubo una guerra de divisas… Cada región o país trato de devaluar su moneda para poder exportar mejor. Lamentablemente, como luego veremos, no devalúa quien quiere sino quien puede.


Trump, sabiendo la dificultad de tomar mas ventaja de la situación, intenta barreras arancelarias que no han funcionado como se esperaba, hasta el momento.

Dejaremos el tema del déficit por el momento para retomarlo luego concatenado nuestra exposición.



Reforma Tributaria:

La “famosa” reforma tributaria de Trump tiene como objetivo estimular el regreso de capitales y ganancias de las empresas y por otra parte aliviar las cargas personales. Trump bajó desde comienzos del 2018 las tasas corporativas del 35 al 21%. En lo referente a impuestos sobre las personas todo queda básicamente resumido en la siguiente tabla:




Todo el nuevo esquema tributario de Trump tiene consecuencias sobre:

I. La actividad económica,

II. Impacto social en deducciones y asistencias que se retiran y se ponen,

III. En la diferencia entre ingresos, egresos y consiguiente deuda.


Nuevamente, Trump piensa que poniendo aranceles a la importación y bajando las tasas de impuestos a las corporaciones, el capital “volverá a América”. Luego veremos como juega en esto el tipo de cambio. La tasa corporativa del 21% es la mas baja desde 1939, vale decir casi sin precedentes. También establece límites mediante una mecánica basada en el EBITDA. Vale decir ganancias sin considerar pagos de impuestos, amortizaciones y depreciaciones haciendo mas costoso para las firmas financieras la adquisición de prestamos. Vale decir que si bien otorga ventajas a las empresas también impone desventajas administrativas.


Con el esquema tributario corporativo de Trump a las empresas se le complica la emisión de bonos para la recompra de sus acciones por lo que incluso, en algún momento, pueden afectar las cotizaciones accionarias de las mismas impactando en el efecto riqueza. El efecto riqueza es sencillo de explicar… si alguien tiene acciones por ejemplo de Apple y las mismas suben su cotización, el individuo “siente” que es mas rico y gasta más… si bajan lo contrario.


Es por tanto muy controversial y de complejo análisis las ventajas y desventajas de este plan de reducción de impuestos corporativos. Todo parece indicar que los precios en Wall Street ya descuentan este beneficio y en definitiva el problema para las empresas es mucho más poder ganar más que pagar menos impuestos. Ejemplo, el tema de mayores costos fruto de importaciones mas caras por barreras arancelarias pueden licuar olímpicamente el beneficio de la reducción impositiva.


En lo que se refiere a ingresos personales la cosa tampoco resulta muy clara. Hay un esquema de deducciones que se retiran, otros que se otorgan, así como en asistencia social. Todos estos temas son y serán siempre motivos de controversia e incluso motivo de tratamiento en el Congreso por lo que los entendemos “lábiles”.


Dejamos acá también el tema de tributario al igual que dejamos pendiente el tema de déficit comercial para volver sobre estos temas luego.


Ya a estas alturas necesitamos presentar en escena a la Reserva Federal, explicar su rol… las problemáticas que enfrenta y explicar el funcionamiento básico del paradigma en lo económico.


34 vistas

© 2018 de SociedadGlobal.info