• Valery Romanov

Las Políticas de Donald Trump

Es un error grosero analizar a Donald Trump y sus políticas como una simple casualidad y no como lo que realmente es, sino la consecuencia dentro de un contexto.

El paradigma americano moderno nace con los acuerdos de Bretton Woods. https://es.wikipedia.org/wiki/Acuerdos_de_Bretton_Woods tal vez podría darse como fecha de iniciación en la Carta del Atlántico: https://es.wikipedia.org/wiki/Carta_del_Atlántico


El Principe de Machiavello nos recuerda que se gobierna por linaje, por imposición de la fuerza o resultados y el fin de la segunda guerra marcó el inicio de lo que podemos llamar la “PAX AMERICANA”. Junto con la misma la imposición del dólar americano como moneda de intecambio.


Es evidente que EE.UU., desde el fin de la segunda guerra, ha sido la primera potencia mundial. Tomando ventajas en los marcos regulatorios que ha impuesto en la economía global para su propia conveniencia, su poder militar pero fundamentalmente su cambio de matriz manufacturera a tecnológica. Es importante poner foco en lo que ha ocurrido con la tecnología porque la misma ha sido el principal motor de “los resultados” que justificaron al sistema.


Personalmente creo que el hito que constituye la piedra fundacional de la tecnología en los EE.UU. ha sido en Los Alamos cuando se construyó la bomba atómica. Pongo hincapié en el factor tecnológico ya que además de lo militar esto abrió el campo al uso atómico en muy variados campos.


Otro hito histórico ha sido cuando EE.UU. ganó la guerra del espacio abriendo entonces la ventaja competitiva en la posibilidad de las utilidades satelitales. En lo reciente cuando nace la era digital, la computadora personal, internet, teléfonos, etc.

Me gustaría ahora presentar a las empresas mas valiosas del mundo en lo que se usa llamar capitalización bursátil.



Las 5 primeras son consecuencia de la revolución digital y sumadas valen 3353 miles de millones. Todas estas empresas no nacieron por orden y cuenta del un Estado o Gobierno sino la iniciativa privada, del individuo. El objetivo de presentar estos números es ayudar al entendimiento de la importancia relativa de los cuadros normativos sobre las iniciativas personales.


Todas estas empresas o iniciativas si bien nacieron en EE.UU. se “exportaron” a nivel global. Sus productos han sido consumidos aquí y allá pero también se han nutrido en el mundo. La economía global.


Pongamos un ejemplo, Cada iPhone tiene impresa la siguiente leyenda: "Diseñado por Apple en California montado en China". La vanguardia se concibe y diseña en Silicon Valley, pero se monta a mano en China, en la empresa Foxconn de Taiwán.

Vale decir que el beneficio de la iniciativa privada americana no “queda” totalmente en los Estados Unidos sino se distribuye en quienes participan en forma cooperativa.


Es natural que el americano medio común quisiera quedarse con los beneficios resultantes de la inventiva americana. Su resignación resulta o resultaba de la satisfacción de encontrar una vida dentro de un sistema que le favorece respecto de los demás. Por el otro lado el PBI de los EE.UU. ronda los 19400 billones de dólares vs. aproximadamente 12250 de China.


EE.UU. no logra crecer por arriba del 2,5%, China no baja del 7%. Invito ahora ver la evolución de estos productos brutos manteniéndose el siguiente cuadro:


Vemos entonces que, ceteris paribus, en el 2028 China superará el producto bruto de los EE.UU. solo por ella misma. Perfeccionando lo dicho anteriormente podríamos decir que el estado de situación es que que EE.UU. ha creado un paradigma para su propio beneficio que ahora determina que si nada cambia en 10 años EE.UU. dejará de ser la primer potencia económica de la tierra.


A estas alturas me gustaría hacer un alto para hablar de los tratados. El BRICS ya supera largamente el PBI de los EE.UU. sin embargo, por el momento, resulta una asociación insustancial.


Las razones son un caso digno de análisis en teoría de juegos. Toda asociación o tratado internacional tiene por fin que la cooperación traiga consigo algún beneficio para cada uno de los países miembros y algunos cuantos de los mismos se encuentran evidentemente satisfechos con el status actual de cosas.


Muchos creen que el cambio de paradigma se dará como una bandera que se baja y otra que se iza en un mástil. Desde lo personal tengo la absoluta convicción que, desde el momento que se ha aceptado lo casi inexorable de esta planilla de cálculo ha perecido el paradigma americano para dar lugar al chino. El paradigma chino, graciosamente, desea mantener mucho de lo que determinaba el paradigma anterior y es por ello que no resulta tan “visible”. Vale decir que era esperable que tarde o temprano EE.UU. tuviera un cuestionamiento de su propio paradigma e intentara nuevas formulas.


Donald Trump surge entonces

por una demanda insatisfecha de muchos americanos.

44 vistas

© 2018 de SociedadGlobal.info