© 2018 de SociedadGlobal.info

  • Valery Romanov

AVN* - SECURITAS, ¿Quiénes serán los afectados del mañana?


El cliente es nuestro jefe razón de ser.


La realidad cotidiana nos dice que el conflicto es algo negativo y lo asociamos a violencia, a peligro. Nuestra primera reacción ante el conflicto es alejarnos de él. Sin embargo el conflicto está ligado a nuestro desarrollo como personas sociales; es parte inseparable de las relaciones humanas.


    En la siguiente nota intentaré expresar de un modo muy claro porque la seguridad dada por la empresa Securitas y el personal contratado por AVN no sólo son ineficaces sino que representan un riesgo para las personas que viven en Nordelta y las personas que están allí como visitas. Esta nota será totalmente imparcial, se basará en información obtenida, charlas con personas experimentadas del rubro, empleados de la empresa Securitas y la seguridad de AVN, es decir, información concreta e irrefutable. Por motivos obvios, prometí a las personas que conversaron conmigo que no utilizaría sus nombres.


    Lamentablemente AVN toma decisiones unilateralmente, sin tomar en cuenta la opinión, preocupaciones y recomendaciones de las personas que viven en Nordelta y ciertamente son sus clientes. En si, AVN existe gracias a una necesidad de todas las personas que alli viven y mensualmente pagan expensas, AVN existe por una necesidad que hace mucho tiempo no están sabiendo cumplir. Estos siempre buscan argumentos elegantes, en lugar de responsabilizarse por las falencias de la gestion y ocupar el tiempo en proyectar soluciones. AVN tuvo, tiene y seguirá teniendo muchas falencias en los servicios que brinda, cuyos valores son altos y la calidad no satisface.


     En los últimos meses he tenido la oportunidad de hablar con muchos nordolteños y la suerte de participar de algunos de los grupos que poseen en las redes sociales para expresar dudas, problemas, soluciones, consejos y ayuda – es una comunidad muy unida en estos sentidos-. Las cosas que piden son simples, justas y fueron promesas que se les habían hecho antes de comprar sus inmuebles. Roza lo ridículo que deban tomar medidas legales para defender sus derechos y exigir que se cumplan las promesas que se les han hecho.


     En los últimos meses que he estado trabajando y averiguando sobre diferentes temas que ocurren en Nordelta, pude notar que lo que une a los vecinos es una troncal cerrada, lagos privados, seguridad -esto no significa que sea eficiente y eficaz- y respeto por el medio ambiente. Nordelta para los nordolteños, que pagan para vivir alli y siguen pagando para mantenerlo. Considerando todo esto no resultaría ilógico que pidan mayor seguridad, control en la troncal, claridad en las expensas -no se tiene muy claro que se paga o deja de pagar a través de AVN-, un censo claro y preciso de la cantidad de personas viviendo en Nordelta, que comuniquen que se hace y que se deja de hacer y fundamentalmente que aprendan a comunicarse con todos su habitantes y dejen de tomar decisiones unilateralmente que solo benefician los intereses de AVN, Nordelta S.A y la Municipalidad de Tigre.

    En mis últimos recorridos por el centro comercial de Nordelta conversando con vecinos incluso por WhatsApp me han dicho que han intentado colaborar con AVN para brindar soluciones posibles y notificar errores para enmendar, pero todo ello ha sido en vano porque no han aceptado su ayuda y al momento de responder un correo electrónico dan excusas elegantes que no sirven para nada. Los representantes del desarrollador actúan egoístamente sabiendo que tienen la mayoría para tomar las decisiones.



     Desde comienzos de este año -2019-, me ha resultado llamativa la disminución de personal de seguridad que he visto en diferentes zonas y durante diferentes horarios donde debería estar el personal de Securitas y de AVN. En una llamada a este último me han asegurado que no hubo una disminución sino todo lo contrario, se solicito más guardas- que se solicite no quiere decir que se los contrató finalmente-. En mi experiencia personal, con mensajes en espera y emails no respondidos, decidí no confiar en su palabra y me dediqué específicamente a recorrer todo Nordelta prestando atención a este detalle. Durante las noches 13, 15 y 19 de Enero, la tarde del 19 y 22 de Febrero, tuve la oportunidad de hablar con diferentes guardias de seguridad que se encontraban patrullando a pie, en moto, en la garita y con el carro estacionado. Amablemente me acerque y me regalaron unos minutos de su turno, les consulte hablar sobre ciertos temas y me sorprendió el poco o nulo nivel de conocimiento con el que algunos contaban. O no supieron responder claramente y correctamente a mis dudas, o lo hicieron con errores que no deberían haber cometido, solo 3 de 12 personas con las que hable supieron de que les hablaba. Los temas sobre los que converse con ellos fueron los siguientes:


   + Que accionar debían tomar ante delitos.

   + Con que conocimientos contaban o preparación se les había brindado para poder

reconocer y anticiparse a las amenazas.

    + Que protocolo debían seguir ante accidentes, incidentes y situaciones de riesgo -

determinado hecho que pueden afectar instalaciones, personas y actividades.

    + Que experiencia, conocimiento o protocolo debían seguir ante casos de hemorragia,

heridas, hipotensión, hipertensión, necesidad de primeros auxilios o método para

levantar a una persona -arrastre o cargue de brazos-.

      Tan prontamente, sin licitación y sin consultar a nadie se decidió el ingreso de la línea 723 a Nordelta y su circulación. Ante esta decisión tomado por el Municipio de Tigre, AVN y Nordelta S.A. se comprometió a que tendría como prioridad la seguridad de los barrios y de las personas que alli viven. Claramente fue algo que dijeron para calmar los humores del momento, dado que no solo evitaron responder claramente las dudas sino que tampoco se aceptaron opiniones y se rechazaron todas las sugerencias que se le plantearon, supieron aclarar las dudas, inquietudes y miedos de las personas que se las trasmitían.

       Cabe aclarar que las barreras protectores se dividen en estructurales y naturales. La función de dichas barreras son 3: disuadir y demorar, convertirse en un elemento de disuasión psicológica y complementar las necesidades de seguridad. Con la apertura de la troncal, el ingreso de una línea de colectivo, seguridad ineficaz, no resulta sorprendente que los nordolteños exijan mejor seguridad y barreras físicas que protejan sus inmuebles y su familia. Se debe ser objetivo y saber que es imposible construir una barrera protectora que no pueda ser atravesada por un ser humano o un elemento brindado pero no por eso AVN y Nordelta S.A deberían esforzarse al mínimo.


      Otro punto alarmante es que hay zonas donde el sistema de monitoreo es precario y muy fácil de burlar -como el lago principal, camino por la troncal hay un descampado luego un lago y un barrio a su lado que resulta fácil cruzar, sin mencionar zonas del centro comercial, el camino a la iglesia y muelle, puerto canoas-. Si a mi no me ha costado hacerlo con una calza y una remera negra, imaginen lo sencillo que le resultaría a alguien con experiencia burlar las cámaras de seguridad, los guardias recorriendo los sectores, especialmente porque muchas de estas zonas no cuentan con luces, cámaras de vigilancia ni guardias recorriéndolo durante la madrugada.


    Es de suma importancia aclarar que las luces brindan una forma de protección continua, particularmente durante las horas nocturnas. La importancia de las luces es triple: desaniman a los intrusos, asisten a las fuerzas de seguridad y son un elemento esencial de un programa de seguridad física integrado.


      Sé lo que estas pensando y lamento decirte que no. Aún hay una última gran falla que cometen los empleados de AVN que no puede dejarse pasar y es el mal control de tráfico que hay. La presencia de los visitantes debería limitarse a áreas no restringidas, se debería hacer un seguimiento de los movimientos del carro que se le permitió entrar y que el mismo no cometa infracciones de velocidad o estacionamiento, que se diriga a donde indica al entrar. He sido testigo que en ciertos horarios y días las filas de autos en el sector de visita es tanto que los empleados deciden levantar las barreras y dejarlos pasar, en ocasiones le toman fotografía a los documentos de identidad pero en otras tantas se los dejo pasar directamente. Mi pregunta es, ¿luego se cargan al sistema las fotografías?, ¿Por qué se deja entrar sin control a los autos de visitas?, ¿Qué control se tiene sobre los autos que salen si no se tiene control de cuando entran y quien estaba al volante?. ¿cómo quedarse tranquilos si no pueden garantizar la seguridad de quien entra o deja de entrar?.


     El sistema de seguridad no le pertenece al arquitecto, al consultor de seguridad, al vendedor de sistemas o al accionista sino a los clientes, en este caso a los propietarios e inquilinos de Nordelta, entonces porque ellos no pueden opinar ni tomar decisiones respecto a estos temas que se relacionan directamente con su seguridad y la de sus familias?.


      En teoría se tiene triple anillo de seguridad, seguridad por parte de AVN y personal de seguridad por parte de la empresa Securitas. Aún así el mes pasado han entrado a robar a un propietario de Los Lagos, un grupo pequeño de menores de edad paseaban por la troncal y una persona ajena a Nordelta les robo la bicicleta y se marcho andando en ella, el 15 de Febrero un grupo de manifestantes entro a Nordelta a protestar y reclamar asistencialismo. En cuanto a los robos no se pude hacer nada, para que sirve pagar tanto por seguridad y mantenimiento de cámaras si la seguridad no notó nada esto ni previno los robos, tampoco atrapó a los culpables, de que que sirve tener doble seguridad si no pudieron detener a los manifestantes o controlar los inconvenientes que provocaron o el extraño sujeto que se pudo ver ayer -06-03-19- escondido entre los arboles mirando los movimientos de la casa que tenía enfrente. En estos casos las cámaras no sirvieron para prevenir ni ayudar, solo mirar lo que ocurrió luego del robo a los pequeños. Porque tampoco las cámaras o velocímetros de velocidad sirven cuando detectan un auto duplicando y hasta triplicando la velocidad permitida. Mi conclusión es que Nordelta S.A es la dueña de la tierra y con ella hace lo que desee sin importarle los deseos de nadie más.


     Una fuente importante de fracasos en la solución de conflictos es el bloqueo de la comunicación, la falta de dialogo al utilizar más un estilo de comunicación agresivo, en menor medida un estilo pasivo y casi nunca un estilo asertivo, que son las tres maneras de relacionarnos. La mejor respuesta es la asertiva, responder rápida y efectivamente, y para ello precisamos unas habilidades sociales que necesitamos llevar a la práctico de forma asidua hasta que se nos conviertan en habito.



La mejora de las relaciones personales que se establecen deben ser destacada como la base de la convivencia, la calidad de vida depende de la calidad de los vínculo que allí se establecen, y de que proporcionen a cada individuo la oportunidad de sentirse reconocido y aceptado por los demás, y poder responder de la misma forma. Para favorecerlo, hay que incrementar la colaboración y la participación de cada miembro de la comunidad incluidas no sólo las normas y la forma de resolver los conflictos



* http://www.ndnet.com.ar

353 vistas